Final RM-Atlético. Año 2013. Mientras los demás veían el partido en casa de JM, Jesús, que había llevado a una amiga, optó por otro plan más apetecible.